Saltar al contenido

Philips Series 2200 vs De’Longhi Magnifica S – ¿Qué cafetera nos convence más?

¡Nuestra favorita!

Philips Series 2200

Philips Series 2200 vs De'Longhi Magnifica S

¡Ver precio!

Dimensiones: 24,6 x 37,1 x 43,3 cm
Presión: 15 bares
Pantalla táctil: Sí
Muele el café: Sí
Variedad de bebidas: 4

¡Top-Ventas!

De’Longhi Magnifica S

De'Longhi Magnifica S vs Philips Series 2200

¡Ver precio!

Dimensiones: 23 x 43 x 34 cm
Presión: 15 bares
Pantalla táctil: No
Muele el café: Sí
Variedad de bebidas: 3

Las cafeteras superautomáticas son uno de los aparatos más comunes en las cocinas de numerosos hogares hoy en día. Lo que hace algunos años se veía como algo exclusivo de los bares y cafeterías se ha convertido en un ‘must’, al menos, para nosotros. Por eso, como buenos amantes del café, siempre estamos buscando los mejores modelos para comparar y valorar cuál es la cafetera más interesante. Y, si hay dos claros competidores en el mundo de las cafeteras superautomáticas domésticas, son Philips y De’Longhi. Y, más concretamente, los modelos Philips Series 2200 y De’Longhi Magnifica S. 

A continuación, vamos a centrarnos en conocer cuáles son las diferencias principales entre las dos cafeteras. Como puedes comprobar, las dos tienen un precio muy parecido, lo que evidencia que estamos ante dos modelos muy competitivos. En este sentido, ambas tienen la misma potencia y presión, y cuentan con un vaporizador con el que pueden crear espuma de leche para completar los cafés. Ahora bien, el modelo concreto que hemos escogido de Philips Series 2200 tiene una ventaja en este sentido, y es que cuenta con una jarra de leche incorporada para elaborar, directamente, los cafés con la leche ya espumada.

El tipo de molinillo no es igual en los dos casos, y tampoco coinciden los niveles de molienda que podemos escoger (aunque, en este aspecto, la diferencia es mínima). Asimismo, el depósito para granos de café es más grande en la cafetera de Philips que en la de De’Longhi.

Pero, como te podrás imaginar, no todo son diferencias. De hecho, son varias las similitudes que comparten ambas cafeteras. Una de ellas, por ejemplo, es la posibilidad de hacer dos cafés simultáneamente, siempre y cuando no sean cafés con leche o cafés largos. O, además de la potencia y la presión, también comparten la opción de hacer café con café ya molido. Pero, para poder comprobar cuál se ajusta mejor a tus necesidades, lo mejor es analizarlas en detalle. ¡Vamos allá!

¿Qué encontrarás en esta guía?

Philips Series 2200 vs De’Longhi Magnifica S – Tabla comparativa

En la siguiente tabla, recopilamos las características más importantes de las dos cafeteras superautomáticas más vendidas del momento. Así, podrás tener una primera idea sobre cuál será tu elección:

Philips Series 2200

Philips Series 2200 vs De'Longhi Magnifica S

¡Ver precio!

De’Longhi Magnifica S

De'Longhi Magnifica S vs Philips Series 2200

¡Ver precio!

Dimensiones 24,6 x 37,1 x 43,3 cm 23 x 43 x 34 cm
Peso 8 kg 9 kg
Colores Negro Negro
Potencia 1500 vatios (W) 1450 vatios (W)
Presión 15 bares 15 bares
Capacidad depósito agua 1,8 litros 1,8 litros
Capacidad depósito granos 275 gramos 250 gramos
Molinillo Cerámica Cónico de acero inoxidable
Niveles molienda 12 13
Ajuste de taza 145 mm 142 mm
Doble salida
Pantalla táctil No
Variedad de bebidas 4 3
Vaporizador
Sistema de leche Sistema LatteGo Sistema Cappuccino
Café molido
Apagado automático

Diseño y potencia, sin cambios

De'Longhi Magnifica S vs Philips Series 2200

Lo primero que vemos cuando abrimos la caja es, lógicamente, el diseño de las cafeteras. Y, en este sentido, hemos de decir que son bastante parecidas entre sí las dos que estamos analizando. Las dimensiones y el peso son muy similares en los dos casos, así que ambas ocupan más o menos el mismo espacio en la cocina. Asimismo, en las dos cafeteras predomina el color negro, aunque aquí debemos aclarar algo. Hay algunas versiones de la Magnifica S que tienen la interfaz central en color plateado, pero la que hemos elegido nosotros es totalmente negra.

De hecho, una de las diferencias estéticas que vamos a señalar es el tipo de control que tiene cada una. Como puedes ver, la Philips Series 2200 tiene una pantalla táctil con una iconografía y leyendas muy claras. En cambio, la De’Longhi Magnifica S se maneja con botones, lo que le resta ese pequeño plus tecnológico que tiene el modelo de Philips.

En lo que respecta a la potencia y la presión, es prácticamente igual en ambos casos. Las dos cafeteras tienen una presión de 15 bares; siendo superior a 9 bares, no hay problema. En cuanto a la potencia, la diferencia es de 50 vatios, totalmente irrelevante en el resultado final.

¿Qué capacidad tienen los depósitos?

La capacidad de los depósitos de agua y de café puede ser un elemento de decisión importante, y aquí hay una de cal y otra de arena. El depósito del agua es de 1,8 litros en los dos casos, así que el número de cafés, haciéndolos igual, sería el mismo en ambos casos. En cambio, el depósito de granos de café es ligeramente más grande en la Philips Series 2200, que puede albergar hasta 275 gramos. La De’Longhi Magnifica S, por su parte, tiene un depósito de 250 gramos.

En caso de que quieras hacer café con café ya molido, también puedes hacerlo con cualquiera de las dos cafeteras, pues tienen un compartimento específico para ello.

Funcionamiento del sistema de leche

Philips Series 2200 vs De'Longhi Magnifica S

Con cualquiera de las dos cafeteras podemos preparar un cappuccino, aunque con una lo hacemos de manera más automática que con otra. La Philips Series 2200 tiene el sistema LatteGo, un mecanismo de tecnología de espuma ciclónica que puede crear la espuma a la vez que sirve el café. Esto lo hace gracias a una jarra de leche de 260 ml desde la que sale el tubo vaporizador y va directo hacia la taza a la vez que sale el café.

En cambio, la De’Longhi Magnifica S permite crear espuma de leche, pero manualmente. Es decir, tiene el tubo vaporizador incorporado, pero la espuma de leche debes crearla por separado al café. No sale el cappuccino directamente, como sí ocurre en la Philips Series 2200. Por este motivo, la Philips Series 2200 tiene un botón directo de Cappuccino, a diferencia de la De’Longhi.

Variedad de bebidas que pueden preparar

En línea con el punto anterior, es interesante destacar que la Philips Series 2200 permite preparar, directamente, una bebida más que su rival, el cappuccino. Así, con esta cafetera podemos elaborar espresso, café largo, cappuccino o infusiones, ya que también es capaz de echar solo agua caliente.

Por su lado, la De’Longhi Magnifica S nos permite preparar espresso, espresso largo e infusiones. Eso sí, podemos escoger si lo queremos simple o doble. La opción de preparar dos cafés a la vez también la tenemos en la cafetera de Philips, siempre y cuando no sean cafés con leche. De hecho, en los dos casos es posible regular la altura de la taza hasta un máximo de unos 145 mm, aproximadamente.

Molinillo y niveles de molienda

DeLonghi Magnifica S vs Philips 2200

Una pieza fundamental en este tipo de cafeteras es el molinillo, que es el encargado de moler el café directamente antes de preparar el café. La Philips Series 2200 tiene un molinillo de cerámica resistente que permite escoger entre 12 niveles de molienda, en función de cómo de cargado te guste el café. En cambio, la De’Longhi Magnifica S tiene un molinillo cónico de acero inoxidable, y suma un nivel más, con un total de 13.

Ahora bien, ¿cuál es mejor? Pues ninguno en concreto, cada uno tiene sus pros y sus contras. El molinillo de cerámica tiene una elevada duración del afilado de sus hojas, pero es más frágil que el de acero inoxidable. Por tanto, si haces una mudanza y la cafetera sufre un golpe, se podría romper con más facilidad.

Grado de personalización

No queremos terminar sin referirnos a un aspecto que, aunque no es sustancial, para nosotros sí marca una diferencia a tener en cuenta. Con las dos cafeteras puedes escoger la cantidad de café, según quieras un café más corto o más largo.

También puedes ajustar el nivel de molienda, e incluso puedes seleccionar la temperatura a la que quieres que salga, en función de si te gusta más caliente o no. En este sentido, la Philips Series 2200 tiene tres temperaturas a elegir, pero la De’Longhi Magnifica S tiene un ajuste más preciso, porque la regulación es más progresiva y se hace a través de una rueda.

¿Qué cafetera superautomática merece más la pena?

Llegados al final de la review, solo nos queda decidir cuál de las dos cafeteras nos parece que tiene mejor relación calidad-precio. Ya sabes que esto depende mucho de las preferencias de cada uno, sobre todo, teniendo en cuenta que el precio es muy parecido. Particularmente, nos decantamos más por la Philips Series 2200, porque, por un precio similar, tiene el sistema de leche más mecanizado que la De’Longhi, y nosotros somos muy fans del cappuccino. Además, el depósito para café en grano es más grande, y eso puede venir bien si organizamos comidas con mucha gente en casa.

En realidad, nuestra decisión está motivada por estas dos cuestiones, ya que, en el resto de prestaciones, las dos cafeteras están muy igualadas entre sí. Por otro lado, siempre nos parece un valor añadido el hecho de que la pantalla sea táctil, pero eso es una cuestión subjetiva. En cualquier caso, escojas la cafetera que escojas, puedes tener claro que el café va a ser de excelente calidad. Al principio puede resultar algo más complejo hacerte a la cafetera, pero, una vez que le pilles el truco, no habrá quien te separe de ella.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)